loader image

Consejos para lidiar con los malos hábitos de gasto de tu pareja

Tienes el empleo que buscabas, vives en un lugar muy grande y te desempeñaste bien, ahorras dinero para gastos inesperados y tienes un socio excelente que comparte los gastos... Con el paso del tiempo, te das cuenta de que estás pagando más y más por estos gastos, ya que tu pareja parece no poder mantener su tarjeta de crédito en su billetera. A menudo, el dinero es motivo de preocupación para todos, pero no es algo que deba tomarse a la ligera. A continuación, se brindan algunos consejos para lidiar con su cónyuge que tiene malos hábitos de gasto.

Elige el momento adecuado

Si quieres vengarte de tu pareja al no estar de acuerdo con ella sobre algo y mencionar sus hábitos de beber, ahora definitivamente no es el momento adecuado para hacerlo. Extraer el tema cuando ya estás tenso solo hará que la situación se complique y no lleve a nada productivo. Por ello, es crucial elegir un lapso en el que se encuentre lo suficientemente tranquilo y dispuesto a conversar acerca de algo tan importante. Asimismo, es crucial que la conversación no se desvíe. Por tanto, tenga cuidado de no usar un lenguaje que pueda percibirse como una ofensa a su pareja. Hazle saber a la persona cómo se siente y cuán ansioso la está poniendo esta situación, y busquen juntos una solución.

elaborar un presupuesto

Una forma de solventar la problemática es crear un presupuesto compartido. Al compartir un presupuesto, ambos monitorean de forma conjunta el dinero que entra y sale. Es posible que su pareja no sepa lo que gasta porque nunca se ha preocupado por investigar. Establecer un límite de gastos abordará este problema. Asimismo, si su pareja tiene problemas para guardar las tarjetas en su billetera, la presencia de un tercero podría hacer que se detenga y se pregunte si realmente debe gastar. No lo considere como una forma de espiarlo, sino como una forma de ayudarlo durante su transición hacia una conducta económica más prudente. Establecer metas que beneficien a ambos. Por ello, si se equivoca, podrá recordárselo y decirle que es un poco más difícil de lo que pensaba alcanzar.

Evalúa tu saldo bancario

El hecho de que hayan elaborado un presupuesto no implica que puedan relajarse y ordenar todo. Es necesario supervisar de forma periódica el monto de tu cuenta. Puedes elegir hacerlo semanal, quincenal o mensualmente. Sin embargo, es evidente que no puede cumplir con su presupuesto si no revisa su ejecución de forma periódica. Si se te ocurre un gasto no planeado, revísalo. Si recientemente has lanzado un nuevo producto, revísalo. Si necesitas reparar algo en tu casa, es importante que sepas cómo hacerlo y registres todos los gastos. ¡Incluso si ya ha tenido en cuenta gastos no planificados en su presupuesto!

Comunicar

Incluso si ha establecido un presupuesto y lo revisa constantemente, la única manera de garantizar que cumpla sus objetivos financieros con su socio es comunicarse. Conversen acerca de sus metas, de la forma en que desean ahorrar y de lo que esperan lograr en el futuro. En este punto, debe decidir si sus metas son diferentes y encontrar una manera de comprometerse con una o ambas. La comunicación es esencial para mantener relaciones sanas y le acercará más a lograr sus objetivos y tener una vida estable.

Si no cuenta con fondos o tiene problemas para manejarlos, existen numerosas páginas web que lo guiarán a través de aguas turbias. Lo más importante es actuar ahora, ya que de lo contrario, tú y tu pareja tendrán que comenzar una nueva vida juntos sin preocuparse por el dinero.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Consejos para lidiar con los malos hábitos de gasto de tu pareja puedes visitar la categoría Blog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir